11 de noviembre de 2010

No alcanzan las manos para contar asesinatos en Ciudad Isla y Rodríguez Clara

Por Ignacio Carvajal

Veracruz, Ver.- En el año suman más de 10 muertes con el sello de la delincuencia organizada en Isla y Rodríguez Clara, con lo que se puede afirmar que hasta el momento, esta es la zona más violenta en los 212 municipios veracruzanos.

Muchas más muertes, incluso, tomando en cuenta la densidad de población de ciudades como Veracruz, Boca del Río, Xalapa o Coatzacoalcos.

Una de las primeras, según un recuento periodístico, fue la del empresario Ramón Martínez Rodríguez, de 50 años, frecuente apostador a los caballos, apareció con un narcomensaje clavado al pecho el pasado 11 de marzo en un camino que conduce a la colonia Rafael López Arias, en Isla.
Días atrás, el cuñado del alcalde actual de Isla, Nahún Tress Manica, había sido levantado cuando iba a su domicilio.

El 10 de abril Isla amaneció con la noticia de la ejecución de un joven trabajador de 18 años, quien fue levantado durante la madrugada de su trabajo. Se llamó José Manuel Oliveros Díaz y fue encontrado en un paraje conocido como El Coyolillo, en Isla, con por lo menos 9 impactos de 9 milímetros.
Meses después, el 13 de junio, aparece el joven José Alfredo López Cosme en un camino que conduce a la comunidad de Mata Limones, en Isla. Su cuerpo presentaba un avanzado estado de putrefacción, pero aún así se notaban huellas de tortura y el tiro de gracia.

La tarde noche del 18 de junio, el prominente empresario, promotor del PRI, y amigo del gobernador Fidel Herrera Beltrán, Jaime Gasperín Crivelli, es masacrado en la zona de Los Portales, de Isla, mientras jugaba, como siempre, una partida de dominó.

Cuatro sujetos encapuchados bajaron de un auto compacto y le lanzaron varias ráfagas de AK-47 y cuernos
R-15, no importando que estuviera cerca su familia. Resultado de esto dos personas más parecieron junto al padre de la alcaldesa actual de Rodríguez Clara, Amanda Gasperín Balburela.

El 19 de junio se reportó también la ejecución de Víctor Rodríguez González, subagente municipal de 55 años, y su hijo, Javier Rodríguez Juárez, de 36, quienes aparecieron decapitados en la comunidad de Cujuliapan, municipio de Villa Azueta, ubicada dentro del mismo círculo de violencia.
El 14 octubre 2010, el ganadero Julio César Carlín Delgado, originario de Isla, es ejecutado dentro de su coche, y abandonado en la carretera que conduce a Playa Vicente, en el ejido Macuile.

El 4 de noviembre pasado, aparecieron los restos del ex comandante de la municipal de Isla, David Aguirre Ravelo, su cuerpo, con impactos de bala, lo abandonaron en el centro de Playa Vicente.
Por último, el 8 de noviembre es levantado en el comedor “La Vitamina”, en Rodríguez Clara, el alcalde electo Gregorio Barradas Miravete, junto al ex diputado Omar Manzur y su secretario, Ángel Landa.
A esta lista de muertes vinculadas a acciones de la delincuencia organizada que opera en los límites de los estados de Veracruz y Oaxaca, habría que sumar las más de 12 mujeres que, con señales de violencia sexual, han sido ultimadas en los campos de piña de estos dos municipios insignes ahora de la violencia que flagela al sureste veracruzano.
Además, en ninguno de los casos, la Procuraría General de Justicia del Estado de Salvador Mikel Rivera no ha dado resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta nota:
Crea comunidad. Comenta, analiza, critica de manera seria. Mensajes con contenido vulgar, difamatorio o que no tenga que ver con el tema, serán eliminados.
gracias por tu comentario